Romário: “Fui mejor que Messi y Maradona, hoy el mejor es Neymar”

Romário de Souza, exjugador del Barcelona, Valencia y PSV Eindhoven concedió una entrevista al programa “Buenas Noches” de Fox Sports Brasil, donde fue preguntado si realmente creía que él había sido mejor que Messi y Maradona, a lo que Romário respondió escuetamente “sí” y tras una pausa acompañada por las risas de los entrevistadores, completó: “fue exactamente eso”.

Sin embargo, el brasileño aclaró que se refería al juego dentro del área chica. “Si hablamos de dentro del área, fui mucho mejor que los dos. Y hablo del Messi del nivel de ahora. Dentro del área fui mucho mejor que ellos dos. Así fue, y de lejos. No fue por poco, y lo digo con todo respeto y humildad”.

Reconoció que para los criterios de la FIFA, Messi es el mejor del mundo, el que tiene más calidad en un club de fútbol, pero consideró que en la elección del mejor futbolista también debería tener un peso proporcional lo que hace un jugador con su selección y dijo que Messi con Argentina “está lejos de ser el jugador que es con el Barça”. Romário, que fue campeón en el Mundial de Estados Unidos 1994 señaló que para que Messi pueda ser considerado mejor que Maradona tendría que ganar un Mundial. “Si el trofeo al mejor del mundo se lo diese la FIFA al jugador que hace más por su club y por su selección, hoy día, el trofeo sería de Neymar. Está llegando su hora”, aseguró.

Su secreto

Sobre el secreto para su efectividad en el área que lo llevó a ser considerado el “delantero rey”, Romário, que mide 1,67 m., dijo que debido a la diferencia importante de estatura que tenía con respecto a los defensas, era muy importante llegar antes que ellos a la pelota y que por eso conocía muy bien el juego de sus compañeros de equipo y sabía exactamente dónde iban a lanzar el balón por lo que él se posicionaba en el sitio adecuado, “muchas veces yo estaba pasando por allí y el balón me encontraba a mí”, reveló.

El mejor entrenador

El exjugador brasileño dijo que el mejor entrenador que tuvo fue Johan Cruyff. La relación entre Romário y Cruyff fue muy afectiva. El holandés solía contar, la que consideraba una de las anécdotas más divertidas de su carrera. “Una vez, Romário me preguntó si podía perderse dos días de entrenamientos para poder ir a Brasil al carnaval de Rio de Janeiro y le dije: ‘Si marcas dos goles mañana, te daré dos días más de fiesta con respecto a los otros jugadores de la plantilla’. Al día siguiente, Romário marcó dos goles en los primeros 20 minutos e inmediatamente se vino a la banda para pedirme el cambio. Me dijo: ‘Técnico, mi avión sale en una hora’. No tuve opción y cumplí mi promesa con Romário”.

Comparte este Artículo