Jordi Cruz defiende que sus becarios trabajen sólo a cambio de comida

El chef catalán Jordi Cruz, jurado del programa MasterChef, ha defendido tener becarios que trabajen sin cobrar, sólo a cambio comida, aunque ha asegurado que no se les puede llamar “esclavos”. Por el contrario, ha dicho que para los becarios es un privilegio trabajar en un restaurante como el suyo, que tiene estrella Michelin. Según el afamado cocinero, los jóvenes están allí para aprender y no están pagando por ese aprendizaje, “aprendes de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida”, ha dicho Cruz. Aunque ha reconocido que él mismo nunca hizo un ‘stage’.

Además, ha asegurado que en su restaurante él podría tener a 12 cocineros en planilla pero “si puedo tener a 20 será incluso mejor” para el restaurante y para los becarios. Jordi Cruz también dijo que “no sería viable” si todos los becarios estuvieran en planilla pero aseguró que no son “esclavos” sino estudiantes que se están formando en su cocina y que trabajar allí “es un privilegio” para ellos.

Recientemente, “El Confidencial” hizo un reportaje donde mostraba que grandes restaurantes con estrella Michelin como El Bulli, Martín Berasategui, Arzak, DiverXO o Celler de Can Roca tenían becarios que trabajaban 16 horas continuas, comían de pie, eran insultados constantemente y trabajaban sin cobrar.

La polémica ha tomado intensidad en las redes sociales este primero de mayo, Día del Trabajador, y cuando además se ha revelado que Jordi Cruz ha comprado recientemente un palacete valorado en tres millones de euros.

Comparte este Artículo