El vídeoarbitraje llega a Portugal. En España aún habrá que esperar

La Federación Portuguesa de Fútbol ha decidido acabar con las polémicas arbitrales y la próxima temporada implantará el vídeoarbitraje (VAR) en todos sus estadios a un costo de 600.000 euros, para ello cuenta con el apoyo decidido de los tres grandes del fútbol portugués: Sporting, Benfica y Oporto.

Portugal es la segunda liga que aplicará el VAR después de Holanda. Italia y Alemania han anunciado su puesta en marcha para la temporada 2018/19.

En España aún habrá que esperar pero son muchas las voces que exigen la implantación del VAR, entre ellos, el presidente de la LFP, Javier Tebas y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

Javier Tebas ha dicho que el VAR aún no se ha podido implantar en España debido a su alto costo pues se deben cablear campos, probar las señales de televisión y entrenar a los árbitros pero ha prometido que la próxima temporada comenzará a aplicarse en fase de pruebas.

Entre aquellos que se han mostrados contrarios al vídeoarbitraje está Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid pues señala que “rompería la esencia de lo que es el fútbol” y el futbolista del Real Madrid Luka Modric quien ha dicho que el “videoarbitraje no es fútbol”.

Para que no interrumpa el juego constantemente, el VAR se usaría en cuatro casos concretos:

1) En los penaltis y para determinar si la infracción fue dentro o fuera del área.
2) En las expulsiones.
3) En las identificaciones erróneas de un futbolista por parte del árbitro.
4) Para determinar si ha sido gol o no.

Sin embargo, la última palabra siempre la tendrá el árbitro principal quien siempre que lo estime oportuno podrá consultar el vídeo a través de un sistema de monitorización a ras de césped.

 

Comparte este Artículo