El triste final de dos actores de la serie “Glee”

Dos de los jóvenes protagonistas de la serie “Glee” que eran grandes amigos dentro y fuera de la pantalla han fallecido trágicamente. A pesar de la enorme fama que han obtenido gracias a la serie, no han podido librarse de sus adicciones que los han conducido a la muerte.

El actor Mark Salling, de 35 años, fue encontrado muerto este martes, aparentemente se habría suicidado, deprimido por sus problemas legales. En octubre de 2017 el actor se declaró culpable de poseer 50 mil imágenes de pornografía infantil, la sentencia sería emitida en marzo y le esperaba una condena de entre 4 y 7 años de prisión.

Esto se sumaba a los cargos de abuso sexual que tuvo en 2013 acusado por una mujer de haberla forzado a tener relaciones sexuales sin preservativos. La acusación obligó al actor a pagar 2,2 millones de euros a la demandante.

En la serie “Glee”, Mark Salling interpretaba el personaje Noah Puckerman cuyo mejor amigo era Finn Hudson que era interpretado por Cory Monteith quien también falleció prematuramente, víctima de una sobredosis de alcohol y heroína en julio de 2013, cuando tenía 31 años.

Comparte este Artículo