¿Dónde jugaría el FC Barcelona si Cataluña se independiza?

Cualquier Liga de Europa querría tener al FC Barcelona, ese famoso equipo de un nuevo y pequeño país del sur de Europa. Esa es una gran verdad. Sin embargo, para que cualquier Liga europea pueda integrar al FC Barcelona, primero tendría que cumplir leyes y normativas que reglamentan la práctica de ese deporte a nivel mundial. En el caso de Europa, primero se tiene que seguir la normativa de la UEFA, porque ¿de qué serviría a Francia tener al FC Barcelona si luego ese equipo es desclasificado por no seguir las normas? Seguir las normas y leyes es un requisito fundamental para que el FC Barcelona pueda seguir jugando, por eso, en este artículo hablaremos de los pasos legales que tendría que seguir Cataluña para que el FC Barcelona pueda jugar en Europa tras una hipotética declaración de independencia de Cataluña.

Si el gobierno de Cataluña declara la independencia unilateral, la situación del FC Barcelona será extremamente complicada pues hablamos del surgimiento de un nuevo Estado en el concierto de las naciones que tendrá que gestionar numerosos procesos de reconocimiento de todos los países del mundo además de negociar tratados internacionales de límites, comerciales o deportivos que van a tardar varios años pues un Tratado no se aprueba de un día a otro pues precisa ser negociado, debatido, aprobado y refrendado. Y hasta que Cataluña no regularice su situación internacional como nuevo país independiente los equipos de fútbol de Cataluña no serán admitidos ni podrán competir internacionalmente y los jugadores catalanes serán considerados extracomunitarios en Europa.

Cataluña tiene que ser reconocida

Tras su independencia, Cataluña tendrá que ir al Consejo de Seguridad de la ONU que está integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia y pedirles que acepten a Cataluña como nuevo Estado independiente. Si uno de esos cinco países veta a Cataluña, no podrá ser reconocido como Estado. Eso le ha sucedido a varias regiones que han declarado su independencia unilateral como Kosovo y Osetia del Sur. Salvo a Rusia que quiere debilitar a la Unión Europea a ningún otro país del Consejo le interesa tener a una región independiente porque Estados Unidos tiene a Texas que quiere hacer lo mismo que Cataluña, China tiene al Tibet y a Taiwan, Reino Unido a Escocia y Francia a Córcega que quieren ser independientes. Aceptar la independencia de Cataluña sería darle alas a las regiones separatistas y eso a nadie le interesa. Por ese motivo es realmente improbable que Cataluña sea aceptada como Estado independiente por la ONU.

Cataluña tiene que reingresar a la Unión Europea

Sin embargo, pongámonos en el caso improbable de que Cataluña sea reconocida por los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Entonces Cataluña tendría que dar un segundo paso que es reingresar a la Unión Europea. La Unión Europea lo ha dicho más de una vez, si Cataluña se independiza, quedará fuera de la Unión, en eso no hay debate posible. Al ser un nuevo país que está fuera de la Unión Europea, Cataluña tendrá que solicitar su admisión al club europeo. Los independentistas piensan que eso se hará inmediatamente, pero no es así. Basta con que España se niegue a aceptar a Cataluña para que ese nuevo Estado independiente se quede fuera de la Unión Europea.

Cataluña tiene que reingresar en UEFA

Ya hemos visto que es muy poco probable que Cataluña sea admitida en la ONU o en la Unión Europea por eso es que también es muy poco probable que logre su afiliación a la UEFA. Y es que a raíz del ingreso de Gibraltar en la UEFA y de las protestas de España, UEFA cambió sus estatutos en 2001 y ahora, para admitir a un nuevo Estado miembro, es necesario que ese Estado haya sido reconocido por la ONU, si no es reconocido por el Consejo de Seguridad, no entra. Para que el FC Barcelona juegue en Europa, Cataluña tienen que pasar por la ONU sí o sí y no es fácil, algunos Estados están esperando su inclusión en la ONU desde hace más de 25 años, por lo que la espera podría tardar décadas.

Nacionalidades catalana y española

Lo más probable es que Cataluña no pueda ingresar ni en la ONU, ni en la Unión Europea ni en la UEFA, ¿qué pasaría entonces con el fútbol catalán y con sus deportistas?

Tras una hipotética declaración unilateral de independencia, los catalanes en general mantendrán la doble nacionalidad, catalana y española, por lo que en la práctica, los catalanes podrán seguir comerciando, estudiando, viajando y jugando en Europa sin ningún cambio pero eso no será permanente. Si bien ningún español de origen puede ser privado de su nacionalidad, el Tribunal Constitucional podría determinar que quien adquiera la nacionalidad catalana pierda la nacionalidad española ya que España y Cataluña no poseen un Tratado de doble nacionalidad. Además, el Parlamento de España podría modificar la Constitución para que eso quede establecido claramente. Como fuere, la doble nacionalidad no será permanente, los españoles no lo van a permitir y tras la supresión de la nacionalidad española, todos aquellos que sólo tengan la nacionalidad catalana serán considerados extracomunitarios. Eso quiere decir que los jugadores catalanes tendrán que ocupar plaza de extracomunitarios en los equipos europeos en los que jueguen.

Cualquier Liga del mundo querría tener al FC Barcelona

Llegados a este punto, volvemos a preguntarnos, ¿qué país europeo podría admitir a un club en su liga cuyos jugadores son en su mayoría extracomunitarios? Sería difícil incluso para España aunque no existe mucha voluntad de que el FC Barcelona continúe jugando en la Liga si es que Cataluña se independiza unilateralmente. El presidente de la Liga de Fútbol Española, Javier Tebas, lo ha dejado claro, si Cataluña se independiza, ningún equipo catalán podrá jugar en la Liga española, por ende, tampoco podrán jugar en competiciones europeas representando a España, como la Champions o la Europa League. En el caso, poco probable, de que tras la independencia catalana los españoles quieran tener al FC Barcelona en la Liga española, tendrían que cambiar la Ley del Deporte para aceptar la inclusión de un equipo de un Estado extracomunitario y hacer gestiones en la UEFA para que sea aceptado el equipo y los jugadores de un país extracomunitario. En ningún caso ese proceso será automático ni rápido. Sin embargo, es muy poco probable que los españoles quieran tener al FC Barcelona en la Liga si es que Cataluña se independiza.

¿El Barça podría jugar en la Ligue 1 de Francia?

Muchos piensan que como Mónaco juega en la Liga francesa, Francia estaría encantada de recibir al Barça ya que ganaría mucho con la inclusión del FC Barcelona en su Liga, sin embargo hay que tener en cuenta que a diferencia de una Cataluña independiente, Mónaco sí forma parte de la Unión Europea, y aunque Mónaco es independiente de Francia, la federación de fútbol monegasca no lo es, entonces, lo primero que tendría que hacer la Federación Catalana de Fútbol sería afiliarse en Francia pero eso no es posible porque Cataluña estaría fuera de Europa y de la UEFA. Sería como incluir a un equipo marroquí o sirio en la Liga francesa. No es que no se pueda hacer, pero es realmente complicado y tendría que cambiarse las normativas de la UEFA sólo para que el Barça pueda jugar y habría que ver la disposición de los organismos europeos para que eso suceda pues aunque los catalanes no lo crean, Europa puede vivir sin el Barça. Además, hay que recordar que los catalanes serían considerados jugadores extracomunitarios por lo que en un FC Barcelona jugando en Francia, sólo podría contar con 3 jugadores catalanes. La solución más práctica sería refundar el FC Barcelona en Francia y jugar allí con jugadores franceses y con Messi, pero no jugar en Cataluña no parece ser una idea que vaya a ser del agrado de los catalanes.

Todo eso sería en el caso de que Francia acepte al FC Barcelona. Sin embargo, incluir al equipo catalán acarrearía a Francia un conflicto diplomático de graves consecuencias con España y si Francia tiene que elegir entre el FC Barcelona y España, que es un gran socio comercial, es inevitable que Francia se decante por España y no por el FC Barcelona. Las posibilidades de que un presidente francés acepte la inclusión del Barça en Francia son sencillamente nulas. Eso no va a suceder, es como si Córcega se independizara y España incluya a un equipo corso en la Liga española. Francia no lo aceptaría jamás y podría incluso romper relaciones con España si eso sucediese. Pues es lo mismo en el caso contrario. El FC Barcelona no va a jugar en Francia, ningún presidente francés lo va a aceptar. Quizás en el Reino Unido sea más sencillo ya que ellos han salido de la Unión Europea y están más alejados de España con quien ya mantienen un conflicto por Gibraltar, pero continuaría existiendo el problema con los jugadores catalanes extracomunitarios y habría que ver si existe la voluntad británica de comprarse otro pleito internacional sólo por un equipo de fútbol.

No hay Champions ni Eurocopa

Recapitulemos, el FC Barcelona puede jugar en cualquier liga europea pero tendría tendría que refundarse y desvincularse completamente de Cataluña, adherirse a una Federación de fútbol europea y en el equipo sólo podrían jugar 3 jugadores catalanes ocupando plaza de extracomunitarios. Además, el país que acepte al Barcelona tendría que aceptar enemistarse con España.

Para que el FC Barcelona pueda jugar en Europa representando a Cataluña, primero Cataluña tendrá que ser reconocida por el Consejo de Seguridad de la ONU y luego tendría que ser admitida por la UEFA. Sólo entonces el FC Barcelona y la Selección de Cataluña podrán disputar partidos representando al Estado catalán, hasta entonces, sólo podrán jugar partidos amistosos internacionales.

Liga Catalana

Viendo la dificultad que tendría el Barça para jugar en Europa, la vía más rápida para que el FC Barcelona siga jugando es que Cataluña cree su propia Liga catalana que tendría que ser integrada por equipos como el Girona, Lleida, Sabadell, Llagostera y el Espanyol (que quizás cambie de nombre a el Catalán). Esta Liga tendría un nivel modesto con respecto a Europa y sería imposible que las superestrellas del FC Barcelona puedan continuar en el equipo. Sin embargo, aunque tengan una Liga nacional, no podrán jugar partidos internacionales ni competir en Champions hasta que Cataluña sea reconocida por la ONU y aceptada por UEFA. Palestina ha tardado 26 años en conseguirlo y Kosovo y Osetia del Sur lo están pidiendo sin éxito, desde hace más de 25 años.

También perdería la Liga

La Liga española también sufriría una gran pérdida con la partida del FC Barcelona, sin embargo, partidos como el Real Madrid-Atlético de Madrid,Valencia-Sevilla o Athletic-Villarreal seguirían siendo atractivos para un público internacional. Los ingresos por derechos televisivos caerían considerablemente, la Liga bajaría de nivel pero sobreviviría. En cambio la situación del FC Barcelona sería la historia de una tragedia griega que llevaría al Barça a vagar por el inframundo futbolístico.

 


 

Comparte este Artículo